¡Estoy de vuelta!

Aquí estoy de nuevo. Después de muchos años de pasear por otros rincones, el diario de Moo reabre sus páginas para volver a dejaros recetas fáciles, rápidas y que nos sacarán de más de un apuro culinario. Ya de paso si son sanas mejor que mejor, pero no puedo asegurar que no se me colará algún postre bribón que quiera tentarnos con sus deliciosos aromas y su esponjosa e inofensiva apariencia. Para esos momentos habrá algún ejercicio tortuoso que compense la flaqueza de nuestros ombligos y nos mantenga en raya.

La filloa vuelve al que fue su primer hogar con las maletas vacías. Las recetas que allí estaban desaparecieron a causa de un virus que trituró literalmente la base de datos donde estaba el blog, junto con otros dos. Lamentablemente no pude recuperar nada. Pero eso no es excusa para no seguir escribiendo y compartiendo, así que aquí me tienen, con el delantal puesto y las mallas en el armario, que para cocinar siempre hay un rato, pero para torturarnos ya habrá tiempo.

¿Con ganas de cocinar? Pues ¡allá vamos!

Moo.

Anuncios

Llegó la nueva bici

CajaJusto ayer hablaba del problema que tuve con mi bicicleta estática y hoy llegó la nueva. Efectivamente enviaron una nueva bicicleta estática. Aparentemente está en buenas condicciones, pero aún tengo que revisarla a fondo a ver si esta vez efectivamente está en perfecto estado. Debo decir que estoy sorprendida por la celeridad con la que la compañía a la que compré la bicicleta actuó, han pasado unos diez días desde el momento de la reclamación y no me pidieron ni detalles ni más pruebas ni más dinero por el nuevo envío de la bicicleta (muchas veces en ebay los vendedores van de listos y te piden que pagues tú el nuevo envío, como si por encima fuera culpa tuya que las cosas llegaran mal).

Espero que esta vez no tenga problemas con la máquina porque ya tengo ganas de comenzar una rutina de ejercicios periódicos a ver si así los michelines empiezan a dejarse domar (llevan unas semanas en estado salvaje…) Esta noche en casa armo la bici nueva.

Pues nada, pronto nuevas noticias sobre este incidente y sobre la rutina de ejercicios que haré, estoy informándome sobre ello. Lo más importante no es adelgazar sino estar sano y al hacer ejercicio hay que cuidarse porque luego las lesiones pueden convertir una costumbre sana en una tortura desagradable.

Moo.

Mi bici rota :(

Una semanita esperando por mi bici… una larga semana pendiente de que llegara la flamante bicicleta estática y cuando llegó estaba destrozada. La compañía de transportes trajo la caja como si fuera un coche de choque… la computadora venía como si fuera un huevo estrellado (cuando llegue a casa les pongo la foto porque eso hay que verlo, hasta rompieron el plástico del embalaje), parecía que alguien con una mandarria se hubiese divertido con mi bicicleta. Hasta la rueda de inercia venía desencajada… es que hay que verle la cara a estos sinverguenzas. Por encima cuando llamé a avisar del incidente a la compañía de transportes (en el plazo de 24 horas que me dan para hacer reclamaciones sobre el envío) una teleoperadora me trató como si fuera a ella a la que le hubiera llegado mal la máquina, fue muy desagradable y eso que yo le hablé con educación (incluso cuando me dijo que no creia que pudiera hacer nada por mi porque había firmado la entrega del paquete…)

Total, al final me puse en contacto también con la compañía que me vendió la bicicleta y le envié las fotos del estado en el que habían llegado las cosas, ellos se pusieron en contacto con la empresa de transporte y en teoría me enviarán una bicicleta nueva.

Así que a tener paciencia y esperar que esta vez la bicicleta llegue y que llegue en buen estado.

Es que estas cosas sólo me pasan a mi y al pato Lucas…

Moo.

PD: Ya les contaré como me fue con este incidente… espero que se resuelva porque me dejó bastante preocupada, a ver si no me quedo con una bici destrozada y sin el dinero.

¿verano? cualquiera lo diría…

Llueve en Galicia

Se supone que estamos a días de que comience oficialmente el verano. Yo ya lo dudo porque llevamos una semana de lluvia todos los días. Me pongo a pensar y concluyo que esto es una confabulación del universo para que no salga a andar en bicicleta y para que me quede en casita asomada a la ventana porque resulta que sólo llueve en Galicia (o al menos eso dicen los del tiempo). La semana pasada hizo un sol increible de lunes… a jueves. El viernes nos preparamos para darnos un chapuzón y el buen día duró hasta medio día más o menos. Mal asunto, desde entonces llueve todos los días. El viernes igual me fui a las termas y la pasé genial, salvo porque había una pequeña tormenta eléctrica (si es que lo que me faltaba era tostarme con algún rayo). Total que el fin de semana pasado ni bici ni nada (en el fondo no lo lamento demasiado, mis michelines lo agradecen 😉 ) Este fin de semana se supone que hará mejor tiempo, pero empiezo a dudarlo, estamos a jueves y la de la foto es la vista desde mi oficina. Aunque no se pueda ver con claridad el palo de agua que cae llueve bastante… ¡menudo chaparrón!

A ver que tal se presenta el fin de semana, a este paso tiene toda la pinta de que va a estar pasado por agua y no la de las termas precisamente…

Espero poder bicicletear este fin de semana, en el fondo hasta le estoy agarrando gusto a la tortura.

Moo.